A SANGRE FRÍA: ANTHONY SHORE: EL ASESINO DEL TORNIQUETE. PRIMER EJECUTADO DEL 2018 EN ESTADOS UNIDOS

lunes, 22 de enero de 2018

ANTHONY SHORE: EL ASESINO DEL TORNIQUETE. PRIMER EJECUTADO DEL 2018 EN ESTADOS UNIDOS

Fue apodado como el ‘asesino del torniquete’ por la policía debido a la forma en que ejecutó a sus víctimas, y es que Anthony Shore se valió de este elemento fabricado por él mismo con cuerdas de nylon y varas de bambú para torturar y asesinar a cuatro chicas jóvenes en el área metropolitana de Houston, a las que tras rodear sus cuellos con las cuerdas, apretaba con las varas para darles muerte, después de agredirlas sexualmente.

El primer crimen lo cometió en 1986. Violó y asesinó a la adolescente de 15 años, Laurie Tremblay, cuyo cuerpo apareció junto las basuras en la puerta de un restaurante. Hizo lo mismo con otras tres víctimas. La segunda, María del Carmen Estrada, de 21 años, en 1992. El siguiente crimen lo cometió sobre una niña de tan sólo 9 años en 1994, de nombre Dana Rebollar que fue secuestrada mientras se dirigía andando a una tienda de comestibles. El cuarto en 1995, otra adolescente de 16 años llamada Dana Sánchez, fue asaltada mientras hacía autoestop.

En 1998, Shore cumplió condena por el abuso sexual sobre sus dos hijas, por lo que tuvo que dar muestras de su ADN. Escapó de la justicia tras quedar en libertad condicional, y no fue hasta 2003 que fue arrestado por el crimen de María del Carmen Estrada. En su día, se encontraron muestras del acusado en el cuerpo de la joven, por lo que gracias al ADN se le pudo condenar. Tras su arresto, confesó haber violado y asesinado a las demás víctimas, en las que también se encontraron restos de ADN del acusado.
Anthony Shore. Texas Department of Criminal Justice
En 2004 fue sentenciado a muerte. De nada sirvieron las alegaciones de la defensa, en las que aseguraban que el asesino sufría daños cerebrales desde la infancia, tras sufrir un accidente automovilístico –datos que no se pudieron probar-. Tampoco le sirvieron las diversas apelaciones y peticiones de clemencia por parte de sus abogados.

El 18 de octubre de 2017 estaba programada su ejecución pero se aplazó al encontrarse unas notas manuscritas, fotos y diverso material relacionado con el crimen de la adolescente Melissa Trotter, asesinada en 1998, por el que esperaba una sentencia de muerte otro convicto, Larry Swearingen que debía ser ejecutada el 18 de noviembre.

Tras comprobar que no había ningún vínculo entre Shore y el asesinato de Melissa Trotter, finalmente fue ejecutado el 18 de enero de 2018 a las 18:15 horas, por inyección letal en la cárcel de Huntsville, Texas. A las 18:28 horas, se certificó su muerte. En sus últimas palabras pidió perdón a las familias de las víctimas.




No hay comentarios:

Publicar un comentario