A SANGRE FRÍA: EL CANÍBAL DE SAN ISIDRO

domingo, 14 de octubre de 2018

EL CANÍBAL DE SAN ISIDRO


En 1972 entre tres y cinco mujeres aparecieron violadas, estranguladas y con partes del cuerpo extirpadas a mordiscos. Todas eran rubias, de ojos claros, altas y esbeltas. Sus cuerpos fueron encontrados en descampados de la ciudad bonaerense de San Isidro.


El asesino las sorprendía en paradas de bus, solitarias y por la noche, a traición por la espalda, les tapaba la boca, las golpeaba hasta dejarlas inconscientes. Después las violaba. La firma del asesino era arrancarles pedazos de carne a mordiscos como colofón a tan sádicos y horribles asesinatos. Para el forense que participó  en las autopsias y en la investigación, Dr. Osvaldo Raffo el asesino mataba por placer; se sentía excitado cuando mataba sin piedad. El depredador destrozaba los cuellos de sus víctimas a bocados. Los investigadores diseñaron una dentadura sobre las mordidas que dejaba en los cuerpos. Además, se hizo un retrato robot, sobre la descripción física que proporcionaron algunas víctimas que pudieron escapar de sus garras.

El crimen de este asesino en serie sobre el que más tinta gastaron los periódicos de la época ocurrió el 23 de noviembre de 1972. Una chica de 23 años fue encontrada en el jardín del chalé de un vecino de la muchacha, entre flores y árboles. La autopsia reveló que falleció estrangulada y agredida sexualmente. Le faltaba un trozo de lengua, el labio inferior, parte de una mejilla, piel de una mano, del cuello y un trozo de nariz. Su desaparición fue denunciada la noche anterior.

Fue un caso muy mediático en la época. El asesino dejó de actuar de repente y la policía no siguió con la investigación, seguramente al ver que las pistas no les llevaba a ninguna parte.


Fuentes:
http://m.perfil.com/noticias/sociedad/el-canibal-al-que-se-lo-comio-la-tierra-20070509-0033.phtml



No hay comentarios:

Publicar un comentario