A SANGRE FRÍA: ABRAAO JOSÉ BUENO: EL ÁNGEL DE LA MUERTE DE RÍO

lunes, 21 de enero de 2019

ABRAAO JOSÉ BUENO: EL ÁNGEL DE LA MUERTE DE RÍO


El joven enfermero de 28 años, no hacía honor a su apellido. Detenido el 11 de noviembre de 2005, se le acusó de asesinar a cuatro niños y el intento de asesinato de otros cuatro, enfermos de leucemia, SIDA y otras dolencias. Su modus operandi era provocar una parada respiratoria sobre niños bajo su cuidado en el lnstituto de Puericultura y Pediatría Martagao Gesteira, en Río de Janeiro.

Abraao inyectaba a los niños un cocktail de medicamentos compuesto por sedantes, barbitúricos y bloqueadores musculares para provocarles una parada respiratoria. Después pedía ayuda médica. Se proponía llamar la atención y ganar prestigio médico.

Los crímenes fueron investigados después de que unos 15 menores sufrieran paradas respiratorias en un periodo corto de tiempo, empeorando su ya delicada salud. Para ello una doctora lo estuvo vigilando hasta que fue descubierto. El día de su detención se le encontró en una bolsa de su propiedad los medicamentos que suministraba a los menores.

En el juicio, la defensa de Bueno argumentó frívolamente que el enfermero mató a personas que debido a sus enfermedades ya estaban condenadas a morir. Finalmente, el 15 de mayo de 2008, un tribunal federal brasileño lo condenó a 110 años de prisión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario