A SANGRE FRÍA: MASACRES ESCOLARES (XIV): EL TIROTEO DE LA ESCUELA CLEVELAND

jueves, 24 de enero de 2019

MASACRES ESCOLARES (XIV): EL TIROTEO DE LA ESCUELA CLEVELAND


Como cualquier lunes ordinario, el director de la Escuela Cleveland de San Diego, California, se disponía a abrir las puertas del centro, cuando de repente alguien comenzó a disparar sobre los niños que se disponían a entrar. En su intento de ayudarlos, el director Burton Wragg, de 53 años de edad murió en el intento. Lo mismo le ocurrió al conserje Mike Suchar, de 56. Estas dos fueron las víctimas mortales de los 30 disparos perpetrados por Brenda Spencer, que apostada con su rifle Ruger del calibre 22 en la ventana de su casa, frente a la escuela se dedicó a disparar aquel lunes 29 de enero de 1979, hiriendo además a ocho niños y a un policía que tras recibir el aviso acudió al lugar.

Brenda, de 16 años de edad, aficionada a las armas, la violencia, con tendencias suicidas y que odiaba a la policía, vivía prácticamente en la indigencia con su padre alcohólico. Por si eso fuera poco, su padre le regaló las recién pasadas navidades el rifle con mira telescópica y 500 cartuchos de munición.

Cuando dejó de disparar se atrincheró en su casa. Mientras, habló con un periodista por teléfono, quien le preguntó por qué lo hizo. La respuesta fue simple: “No me gustan los lunes. Esto anima el día”. Después de horas de negociación con la policía, se entregó sin oponer resistencia.

El 5 de julio de 1980, recién cumplidos los 18 años fue condenada a “sentencia indeterminada” o lo que es lo mismo, la imposición de una pena de prisión determinada en función de la conducta del penado. Se declaró culpable de los cargos de los que se le acusaba. En prisión fue diagnosticada como epiléptica y si bien ha pedido varias veces la libertad condicional, en todas se le ha denegado debido a su inestabilidad mental, incluyendo episodios de intentos de suicidio y esquizofrenia.

La escuela Cleveland cerró sus puertas en 1983 debido a la ausencia de alumnos desde que se produjo el tiroteo. En el edificio fue colocada una placa en memoria de las víctimas.

Brenda Spencer sirvió de inspiración a Bob Geldof para componer la canción “I don’t like Mondays”, interpretada por el propio Geldof y su grupo musical  Boomtown Rats.

No hay comentarios:

Publicar un comentario